PREVENCIÓN Y CONTROL DE INFECCIONES ASOCIADAS A LA ATENCIÓN DE LA SALUD

1
0
154
6 months ago
Preview
Full text
AbreviaturasSARM Staphylococcus aureus resistente a meticilinaERV Enterococos resistentes a vancomicinaOPS Organización Panamericana de la SaludOMS Organización Mundial de la Salud IAAS infecciones asociadas a la atención de saludUFC unidades formadoras de coloniasEPP equipo de protección personal Elementos básicos esenciales para aplicarmedidas de control de infecciones enestablecimientos de salud I Según la evidencia científica disponible, las intervenciones  Cuando tales intervenciones no sean factibles, es ne-cesario establecer y asegurar el cumplimiento de medidas que permitan modificar las conductas del equipo de saludy en las que se pueda mantener adherencia sostenida en el tiempo y que puedan demostrar eficacia a largo plazo. Encuestas, entrevistas, discusión en grupo sobre • los productos, insumos o tecnologías en uso (ja-bones, soluciones de alcohol, sistema de secado de manos, componentes de los equipos de protecciónpersonal) a fin de detectar problemas en la acepta- ción, aplicación y uso de recursos. II Para que ocurra una infección o colonización, tiene que dar-  Por lo general, se emiten desdeel tracto respiratorio (boca o nariz) al toser, estor- nudar o hablar y tienen un diámetro > 20 micró-metros (µm) de diámetro, por lo que solo pueden mantenerse en suspensión por algunos segundos (aexcepción de gotitas <20 µm, que pueden mante- nerse en suspensión durante algunos minutos), queno tienen la capacidad de proyectarse a más de 1 metro de distancia de la persona que las emite (2). Características de los dos métodos principales de higiene de manos como parte de las precaucionesestándares Lavado de manos Aplicación de soluciones alco- hólicasFrotado de las manos con agua y jabón y enjuague, gene-ralmente bajo un chorro de agua, con el fin de eliminar losmicroorganismos por arrastre y retirar el producto químico. Figura 3. Ejemplo de dispensador de agua de flujo unidireccional  Aunque hay estudios que indican que el re- cuento bacteriano es más alto en los jabones sólidosque en los líquidos, lo cual plantea que los primeros podrían, potencialmente, contribuir a la generaciónde brotes de infecciones (8, 9), los brotes epidémicos descritos se han asociados al uso de jabones líquidosy a sus dispensadores y no al uso de barras sólidas (10, 11). Se trata de aparatos eléctricos fijos en un muro, que actúan mediante la generación de corrientes de aire tibio que seca las manos por evapo-ración o por chorros de aire de alta presión que ge- neran efecto de arrastre de la humedad. Cuadro3. Métodos de secado y atributos principales de cada uno Método de secado Tiempo de secado (segundos) Aceptación por usuarios Costo Ruido  Algunos estudios han analizado la asociación entre el uso de esmalte de uñas o uñas artificiales con brotesde IAAS en unidades de alto riesgo (unidades de cui- dados intensivos, neonatología y pabellón quirúrgicoen cirugías de columna y cardíaca), pero en varios no queda claro el mecanismo de transmisión. Tampocose determinó si el riesgo se asocia directamente a la práctica o a la función de ella en la trasgresión de otrasprecauciones estándares (dificultad para verificar la higiene de las manos; alteración de la permeabilidadde los guantes, lesiones o infecciones ocultas de las uñas) (1, 6, 29, 30, 31). Cuadro 4. Características de los principales productos para higiene de las manos Jabón sin Jabón Soluciones de Característica alcohol antiséptico antiséptico  Los cinco momentos de la higiene de las manos recomendados por la Organización Mundial de la Salud ¿Qué se sabe acerca de las condiciones que afectan la adherencia a la higiene de las manos?§ Estudios realizados en unidades de cuidados inten- sivos han mostrado que, en general, la adherencia al lavado de las manos es de alrededor de 40%; sinembargo, su cumplimiento varía según el personal de salud de que se trate y la carga laboral. § La incorporación de la higiene de las manos median- te la aplicación de soluciones de alcohol aumentó elcumplimiento de esa práctica a cerca de 55%; es más, se observó que el uso de soluciones de alcohol aumen-tó de 5% a 22%, sin disminuir el lavado de las manos (32). Cuadro 8. Evaluación del resultado de las estrategias multimodales  § Como parte de las estrategias de evaluación de la oportunidad de la higiene de manos del personal, sin retroalimentación directa inmediata, sino medianteformularios especiales para entregar información al personal de control de IAAS de los hospitales. Sibien se desconoce el impacto de esta intervención, se ha observado que facilita la participación de los pa-cientes y las visitas, ya que evita el malestar y la per- cepción de inseguridad que podrían sentir algunospacientes al momento de confrontar directamente al personal de salud, especialmente a los médicos (36). Resumen  Como no es posible garantizarque los guantes permanezcan indemnes durante el periodo de uso, así como la alta probabilidad de que el operador nose percate de posibles perforaciones o soluciones de conti- nuidad en ellos, la higiene de manos tras el retiro de losguantes debe ser realizada siempre,incluso cuando las manos no se observen sucias y cuando se contemple el uso de guan-tes en la siguiente atención (9, 15). Estos son dispositivos que cubren de ma- nera no oclusiva la nariz y boca del personal de salud, a fin de reducir la probabilidad de que se genere con-tacto entre la mucosa de esos territorios y los fluidos corporales potencialmente infecciosos de otro indi-viduo. Figura 7. Prueba de ajuste cualitativa  La epidemiología de las exposiciones percutáneas depende, entre otras, del tipo de procedimiento realizado y de los ob-jetos que se usan en el establecimiento; la frecuencia de los procedimientos y de la aplicación de las medidas de preven-ción instauradas. Si se realizan procedimientos invasivos, el uso de objetos cortopun- zantes debe tener en cuenta la prevención de infecciones, es decir,habrá que tomar las medidas de higiene de manos antes y después, uso de guantes estériles, uso de antiséptico en el sitio de punción ycobertura estéril del sitio de inserción de catéteres permanentes, entre otras. Limpieza y desinfección de superficies de bajo riesgo  En la formulación de programas de limpieza y desinfec- ción de superficies clínicas y equipos de bajo riesgo deberánparticipar equipos de trabajo multidisciplinarios, que inte- gren personal de los departamentos que tienen que ver conlos procesos de limpieza, compras y elección de productos desinfectantes. No hay pruebas de que un método sea absolutamente supe- rior a otro, por lo que habrá que evaluar las ventajas y des-ventajas de cada uno y preferir los de mayor sustentabilidad a lo largo del tiempo (Cuadro 12). Cuadro12. Métodos de supervisión de la limpieza y desinfección, ventajas y desventajas Ventajas Desventajas Método  La sala debe tener las condiciones para las precauciones es- tándares, en particular para higiene de manos y uso de EPP,es decir, contar con lavamanos con agua de temperatura re- gulable, jabón y toallas de papel desechables o sistema desecado de manos (requisitos para higiene de manos) y dis- poner de soluciones de base alcohólica para las manos en elpunto de atención del paciente. Si no es posible contar con baño exclusivo para el paciente, se debesupervisar la limpieza y desinfección después de cada uso; § se necesita tener espacio para dejar los EPP que se usa- rán antes de ingresar a la habitación o al área destina- § colocar aviso visible y claro antes del ingreso a la sala o unidad del paciente, que indique que se trata de unpaciente con precauciones por contacto y las instruc- ciones que habrá que cumplir. Bibliografía 1. Tacconelli E. Screening and isolation for infection control  En periodos en los cuales las medidas antes mencionadas no son suficientes y luego de haberse constatado su cumpli-miento, por ejemplo, si hay aumento sostenido de infeccio- nes endémicas, situaciones hiperendémicas y brotes de IAASo se trata de establecimientos que hayan adoptado políticas de erradicación de ciertos agentes infecciosos, pueden adop-tarse una o más de las medidas del cuadro 14. Si bien las estrategias de rectoría se han considerado eficaces con respecto a la prevención y contención de la resisten-cia a los antimicrobianos, los estudios que las han evaluado no han dado los mismos resultados y siempre han incluidocomo base el cumplimiento de otras medidas de control de infecciones, como las mencionadas en los cuadros 13 y 14anteriores.