La discriminación en Argentina Diagnóstico y propuestas

0
0
401
6 months ago
Preview
Full text
5 Otros documentos internacionales  Tales Convenios son los relati- o vos: a) la libertad de asociación y de sindicación (N 87 del año 1948); b) la o eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio (N 29 de o 1930 y 195 de 1957); c) la abolición del trabajo infantil (N 5 de 1919, 138 de 1973 y la Recomendación 146); d) la eliminación de la discriminación enmateria de empleo y ocupación (N° 111 del año 1958). A ello se suman dos Resolucio- o nes (N 1997/74 del 18 de abril de 1997 de la Comisión de Derechos Hu- o manos y N 52/111 del 12 de diciembre de 1997 de la Asamblea General) y otras que las siguieron, promoviendo la convocatoria de una ConferenciaMundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia. 13 Op. cit., pp. 56-57, parr. 158. Se indican los siguientes: alivio de la deuda externa; erradica-  Se recomienda, además, la creación de dos “ob-servatorios”: uno para dar seguimiento a las disposiciones de la Conferen- cia y otro para mantener una información continuada sobre el tema, aplica-ción de las nuevas tecnologías de comunicación, orientación a las víctimas, etc., con obligación de rendir un informe anual. nan, de un lado, las prácticas de discriminación y persecución de inmi- grantes (denunciadas por los países productores de inmigrantes), y delotro, se previene contra la práctica delictiva de traslado clandestino de personas (denunciada por los países de recepción de inmigrantes). 14 United Nations, NGO Forum, World Conference Against Racism, South Africa, 2001. Só-  Por otro la-do, las campañas para desalojar de sus tierras a los pueblos indígenas, y en muchos casos su aniquilación, como ocurriera a fines del siglo XIX, así co-mo la excesiva proporción de reclutados afroamericanos durante las gue- rras de la independencia, constituyen un baldón en la historia del país. Como consecuencia de esta inclusión constitucional, en julio de 1995, o mediante la ley N 24.515, se creó el Instituto Nacional contra la Discrimina- ción, la Xenofobia y el Racismo (INADI) como entidad en jurisdicción delMinisterio del Interior, con el objeto de elaborar políticas nacionales y me- didas concretas para combatir la discriminación, la xenofobia y el racismo. 17 Justicia y Derechos Humanos . Una particularidad interesante del INADI  Al decidir un recurso de amparo sobre el “derecho de réplica” que alegaba la demandante amparándose en la Convención Americana de DerechosHumanos, la Corte fundó su fallo en las disposiciones de la Convención deViena sobre Tratados (ratificada por nuestro país el 5 de diciembre de 19721718 Decreto 184/2005. II Consideracionesgenerales sobre la discriminación y elracismo RESPECTO DE LAS DEFINICIONES Y LOS CRITERIOS GENERALES Antes de explicitar la metodología de trabajo utilizada en la elaboración de este Plan Nacional contra la Discriminación, nos interesa desarrollar elabordaje asumido por el equipo con respecto a las prácticas sociales discri- minatorias y a los modos en que pueden confrontarse estos problemas. 2) Las Áreas de AnálisisPor otra parte, consideramos que las prácticas sociales discriminatorias Hacia un Plan Nacional contra la Discriminación3) Los Ámbitos Institucionales  Es por ello que el Plan se propone el análisis de estos ámbitos a fin de detectar losmodos de comisión y/o legitimación de prácticas sociales discriminatorias y sugerir acciones que no sólo tiendan a impedir su reiteración sino quepuedan colaborar en el diseño de matrices culturales pluralistas, basadas en el respeto y el enriquecimiento junto al otro. Mientras la heterofobia es un proce-so social muy antiguo, cuyo rastreo debiera vincularse más a la exploración antropológica y psicológica de los primeros conjuntos humanos y a los fan-20 Hacia un Plan Nacional contra la Discriminación tasmas que evoca lo desconocido, el racismo es un armazón ideológico mo- derno, cuya antigüedad no supera los tres siglos. 21 Zaffaroni distingue, reformulando a Hannah Arendt, entre dos modali-  Nuevas modalidades del racismo: la “estética racista” Uno de los cambios fundamentales en la transición de la modernidad a la posmodernidad es el cambio de foco: el pasaje de una perspectiva de com-prensión del mundo basada en la ética del trabajo a una nueva perspectiva 23 centrada en la estética y vinculada al consumo . Pero quizás también habría que pensar que este “viejo racismo” ya no resultaba del todo funcional a un mundo interconectado donde, con el di-nero suficiente, aún los rasgos supuestamente permanentes (como el color de la piel o la estructura sexual o el color de los ojos, el ancho de las cade-ras, de los pechos o de los labios, la forma de la cara, los signos de la vejez, los gestos, los modos de vestir) pueden ser transformados. 31 Distribución del ingreso  El porcentaje que hoy que representa la masa de ingresos de los ocupados, conjuntamente con la que se destina a jubilaciones y pensiones, es del 25,6%del producto, mientras que para 1974 era del 43%. Fuente: Boletín Estadístico, Instituto de Estudios y Formación (IDEF) - CTA, Buenos Aires, Hacia un Plan Nacional contra la Discriminación tre de 2003, el 10% más rico de la población dispone del 36,4% del total de ingresos generados, mientras que el 10% más pobre apenas dispone del1,3%. 36 Empleo y situación laboral  La reestructuración productiva iniciada a fines de la década del ochenta (apertura comercial, atraso cambiario, aumento de la producti-vidad por modernización tecnológica) no se tradujo –a pesar del crecimien- to de la economía– en la creación de empleos sino que continuó la tenden-cia de expulsión del mercado de trabajo y precarización laboral. Esto implica que latasa de desocupación real hoy vigente supera en un 48% a la del promedio en la época de la Convertibilidad (los ’90) y en un 247% al promedio de ladécada del ’80, mientras que el porcentaje de desocupados más subocupa- 37 dos crece en un 23% y 138%, respectivamente .3536 Fuente: INDEC – EPH, 2004. 45 El Ministerio de Economía de la Nación difundió el 17 de febrero de 2005 los datos pro-  Acentuando la relación entre racismo y pobreza, plasmada desde las ma- trices configurativas del país: indígenas, “cabecitas negras” (la manera en que las clases dominantes clasificaron a las mayorías mestizas) y mi-grantes de países latinoamericanos estuvieron ligados a la situación de pobreza desde los inicios de la construcción de nuestros Estados nacio-nales luego del exterminio colonizador. Estado y sociedad mayores penas a costa de perder sus libertades y demandando, por ejem- plo, el aumento de las penas por delitos antes excarcelables, las atribucio-nes discrecionales de la policía para detener por tiempo prolongado antes de notificar al juez de turno, las penas privativas de la libertad por conduc-tas no delictivas (como las faltas) y tantas otras que se vienen impulsando con una deformada visión del concepto de seguridad como contrapuesto aderechos humanos. 49 Bauman examina esta nueva noción de “comunidad” donde “Comu-  Una grave consecuencia –derivada de la falta de políticas integrales de protección de la niñez y de la aplicación de la Ley de Patronato y del Régi-men Penal de la Minoridad o regímenes provinciales afines– es que en un número importante de provincias la detención de niños y jóvenes se reali-za en comisarías. Etario se de esta valoración negativa estereotipada se han generado toda clase de actitudes y prácticas discriminatorias, que van desde el aislamiento y zahe-rimiento en el seno de la familia, la falta de respeto en la vía pública y el maltrato en las instituciones hasta la ausencia de políticas públicas dirigi-das a esta etapa de la vida del ser humano. 99 Buenos Aires (26,8%) . Esta situación se agrava si se amplía la edad a los  En los últimos años, los pueblos indígenas han iniciado un proceso de recuperación de la identidad étnica y de sus valores fundamentales, ta-les como la posesión comunitaria de la tierra, la solidaridad, el respeto a los ancianos y a la vida, la democracia directa en la elección de sus au-toridades, el respeto por las cosmovisiones que recuperan la relación de 127 los seres humanos como parte de la naturaleza, entre otros. Hay datos elocuentes de su impronta en la sociedad argentina de la época: en el censo de 1778 se registra que en la zona de Tucumán el 42%de la población era negra, en Santiago del Estero el 54%, en Catamarca el52%, en Salta el 46%, en Córdoba el 44%, en Buenos Aires el 30%, en San- ta Fe el 27%, en Mendoza el 24%, en La Rioja el 20%, en San Juan el 16%, 150 en Jujuy el 13% y en San Luis el 9% .