Utilidad de la integración y convergencia de los métodos cualitativos y cuantitativos en las investigaciones en salud

0
0
11
2 months ago
Preview
Full text
   SI MPOSI O Ut ilidad de la int egración y convergencia de los m ét odos cualit at ivos y cuant it at ivos en las invest igaciones en salud* Usefulness of int egrat ion and convergence of qualit at ive and quant it a t ive m et hods in healt h research Rosario García González  I nvest igadora Tit ular y de Mérit o. I nst it ut o Nacional de Endocrinología. La Habana, Cuba.  RESUMEN   El propósit o del present e t rabaj o es com ent ar la posibilidad de la int egración y convergencia de los m étodos cuantit at ivo y cualit at ivo en las invest igaciones en salud. Pretende, adem ás, caracterizar am bos m étodos y ejem plificarlo con investigaciones concretas en el cam po de la salud. La inform ación ofrecida se basa en la revisión bibliográfica, la exposición t eórica y la present ación de result ados obtenidos en investigaciones sociales y educacionales en el cam po de la diabetes. Los dos m étodos tienen diferentes obj etivos de invest igación y form a de abordar el fenóm eno a estudiar, sus ventaj as y lim itaciones. El m ét odo cuant it ativo es út il cuando se quiere m edir la m agnit ud de un fenóm eno, el m ét odo cualit at ivo lo es cuando se quiere interpretar cóm o y por qué sucede dicho fenóm eno; perm ite, adem ás, un m ayor acercam iento al fenóm eno desde la perspectiva de los significados que los propios act ores dan al proceso en que están inm ersos. Las invest igaciones en salud no est uvieron aj enas al debate controversial que provocó la int roducción del m ét odo cualit at ivo en la invest igación cient ífica pero part iendo de la base de que el conj unto de datos cuant it at ivos y cualit at ivos no se oponen ni se yuxt aponen o excluyen, la int egración de am bos m étodos, lej os de dificultarla puede potenciarla. La integración y convergencia de am bos m étodos puede contribuir a una m ej or com prensión del fenóm eno en est udio. La aplicación de las ciencias sociales al estudio y com prensión de los procesos de salud/ enferm edad facilit an el t ránsit o del enfoque biom édico al enfoque biosocial y obliga al uso de la m et odología cualit at iva de invest igación.  Palabras clave: I nvestigación cuant it at iva, invest igación cualit at iva, invest igaciones en salud, ciencias sociales, diabetes m ellit us.  ABSTRACT  The obj ect ive of this paper is t o com m ent on t he possibilit y of int egrat ion and convergence of the quantitative and qualitative m et hods in healt h research. I t also intends to characterize both m ethods and t o illust rat e t hem wit h concret e researches in the health field. The inform ation offered is based on the bibliographic review, the theoretical exposition and the presentation of results obtained in social http://scielo.sld.cu    19     and educational research in the diabetes field. Both m et hods have different research aim s and different ways of approaching the phenom enon to be studied, its advantages and lim itations. The quantitative m et hod is useful t o m easure the m agnitude of a phenom enon, whereas the qualit ative m ethod serves to interpret how and why this phenom enon occurs. I t also allows t o get closer to the phenom enon from the perspective of the m eanings t hat the act ors give to the process in which they are im m ersed. The health researches were not foreign to the cont roversial debat e caused by the int roduct ion of t he qualit at ive m et hod int o scientific research, but start ing from t he basis t hat the set of qualit at ive and quatitative data do not oppose or exclude each other, the integration of both m ethods m ay potent iate scientific research instead of m aking it difficult . The integration and convergence of both m ethods m ay contribute to a better understanding of the phenom enon under study. The application of social sciences to t he study and underst anding of the healt h/ disease processes facilit at e t he t ransfer of the bio- m edical to the bio- social approach and leads to the use of qualitative m ethodology for research.  Key w ords: Quantitative research, qualitative research, health research, social sciences, diabetes m ellitus.I N TRODUCCI ÓN  De todos es conocido que si bien el interés por com prender y explicar los fenóm enos relacionados con el hom bre y su carácter social data de la antigüedad, 1 la invest igación social, propiam ent e dicha, no surge hast a el siglo XI X.  Al surgir com o form a particular del conocim iento, se nutre de los m étodos hasta el m om ent o ut ilizados por las ciencias naturales que tom aban sus bases filosóficas del 1 positivism o de Com t e y del m étodo em pírico, m ant eniendo su predom inio con los enfoques funcionalistas y est ructuralist as hasta después de la Segunda Guerra Mundial ( Mendoza R. I nvest igación cualit at iva y cuant it at iva. Diferencias y lim it aciones.  ht t p: / / www.m onografía.com ) . Pero ya en esta m ism a época, baj o la influencia de 1  los estudios etnográficos de Boas ( EE.UU.) y Malinowsly ( Reino Unido) , em piezan a surgir diferent es estudios interpret at ivos de grupos étnicos y culturas indígenas. En la segunda m itad del siglo, a partir de los años 60, con la influencia de los cam bios económ icos y sociopolít icos sufridos en la época de la posguerra, se am plía el cam po de invest igación social para int erpret ar los fenóm enos de la vida cot idiana de los grupos m inoristas de los conglom erados urbanos ( inm igrantes, grupos m arginales, grupos étnicos discrim inados) . Se hace énfasis en la interpretación de la subj et ividad del hom bre, de sus valores culturales, sus representaciones sociales, las concepciones con que afronta el context o social de su cotidianeidad y las relaciones que produce en la est ruct ura social.  Con est e nuevo enfoque, los m ét odos t radicionales de invest igación cuant it at iva van resultando cada vez m ás estrechos al cam po de las ciencias sociales, fenóm eno que da lugar al surgim iento de un nuevo paradigm a de investigación, conocido en la act ualidad com o el m ét odo de invest igación cualit at iva. http://scielo.sld.cu    20     Com o m ét odo, la invest igación cualit at iva t iene diferent es prem isas, técnicas y procesos de análisis e interpretación de la inform ación, lo cual - en sus prim eros tiem pos de desarrollo- dio lugar a m ás de una controversia y crítica científica. En 2 los prim eros tiem pos el debate se centraba en las diferencias y podía llegar a posiciones tan extrem as com o negar el carácter científico y el valor de los result ados del m ét odo cualit at ivo, en defensa de la obj et ividad y posibilidad de generalización "no cuestionables" del m ét odo cuant it at ivo. Se consideraban m étodos incom patibles toda vez que sus bases epistem ológicas y ontológicas eran excluyentes.  El continuo desarrollo del cam po de las investigaciones en ciencias sociales no solo ha m ost rado, el valor y el rigor cient ífico de la m et odología cualit at iva, sino que ha perm it ido det erm inar a cuáles pregunt as de invest igación da respuestas y sobre t odo ha dem ost rado que lo cuant it at ivo y lo cualit at ivo ni se yuxt aponen ni se 2 excluyen sino que se com plem ent an y aún m ás, pueden integrarse y converger 3 para el enriquecim iento de la producción de un nuevo conocim iento.  Centrando la atención en esta últim a posición, el propósit o del present e t rabaj o es abordar la integración y convergencia de am bos m étodos de investigación, haciendo énfasis en su ut ilidad y ej em plificando con result ados de invest igaciones concretas en el cam po de la salud. Para ello, se propone desarrollar los siguientes obj etivos: 1. Caracterizar am bos m étodos y exponer los criterios que deben prim ar para seleccionar uno u ot ro en el proceso de invest igación. 2. Exponer la ut ilización, int egración y convergencia de am bos m ét odos en las invest igaciones en salud. 3. Ej em plificar, con resultados de invest igaciones, la ut ilidad de la com binación de am bos m étodos para lograr una m ej or com prensión del fenóm eno en estudio.MÉTODOS  La inform ación expuesta a cont inuación se basa en la revisión bibliográfica, la exposición t eórica y la present ación de result ados obt enidos en investigaciones sociales y educacionales en el cam po de la salud.  CARACTERI ZACI ÓN DE LOS M ÉTODOS CUALI TATI VO Y CUAN TI TATI VO DE   I N VESTI GACI ÓN Y EXPOSI CI ÓN DE LOS CRI TERI OS QUE DEBEN PRI MAR PARA SELECCI ON AR UN O U OTRO EN EL PROCESO DE I N VESTI GACI ÓN   El m ét odo cuantitativo, experim ental y deduct ivo tiene sus prem isas en el posit ivism o, corrient e filosófica predom inant e en las ciencias naturales, ut iliza el lenguaj e obj etivo de las cifras y procesos estadísticos, con énfasis en el punto de vist a del invest igador. Com o propósit o de invest igación busca describir la m agnit ud de los fenóm enos y sus causas, intenta sim plificar la realidad y establecer 4 generalizaciones em píricas. La m et odología cuant it at iva utiliza el m ét odo hipot ét ico deductivo. Parte del planteam iento de hipótesis que se confirm an o verifican 5 m ediant e la obt ención de evidencia em pírica, tratando de elim inar el azar, su diseño es sistem ático y aprioríst ico; su m uestreo, estadístico. Desde su perspectiva 5 bioposit ivist a da un caráct er único, operacional y obj et ivo a su inform ación. Com o t écnicas de recogida de inform ación ut iliza los cuest ionarios cerrados, la observación, las encuestas y las entrevistas estructuradas, entre otras. Realiza un procesam iento estadístico a sus datos y los presenta en tablas de contingencia y gráficos. http://scielo.sld.cu    21     Por su parte, el m ét odo cualit at ivo, no experim ent al e induct ivo se basa en las corrient es filosóficas de la fenom enología y la et nografía. Ut iliza un lenguaj e verbal subj et ivo, con un enfoque antropológico o etnológico, donde predom inan los significados que los propios part icipant es dan al fenóm eno est udiado. Tiene com o propósit o ent ender la realidad desde la óptica de sus propios actores. Busca la com prensión e int erpret ación del cont enido, las m ot ivaciones y las condicionant es 6 hum anas de los fenóm enos. La m et odología cualit at iva se basa en el m ét odo induct ivo explorat orio, lo que im plica form ular pregunt as que se exploran y se desarrollan en el proceso de la investigación y que pueden servir para plantear hipótesis. Busca, m ás que "la verdad", la com prensión detallada de las perspectivas de las personas que part icipan en el estudio, considera que la verdad está com puesta por m últiples construcciones de la realidad m ás que por una realidad 7  única y obj et iva. En este sentido trabaj a con el universo de signos, m ot ivaciones, aspiraciones, creencias y valores buscando una interpretación m ás profunda de los procesos y los fenóm enos. Com o t écnicas de recogidas de la inform ación ut iliza la observación part icipant e, la ent revist a a profundidad, las discusiones de grupos, los grupos nom inales y focales, los inform antes claves, las historias de vida y otras. 8,9 Realiza un inform e narrat ivo de los fenóm enos que estudia.  De todo lo anterior se infiere que cada uno de los m étodos tiene diferente obj etivo de investigación y form a de abordar el fenóm eno a estudiar, y acorde con ello, cada uno t iene sus propias vent aj as y lim it aciones. Mient ras al m ét odo cuant it at ivo se le crit ica el enfoque reduccionist a del fenóm eno en estudio, la rigidez apriorística de las variables a estudiar y la part icipación pasiva de los inform ant es, al m ét odo cualit at ivo se le ident ifica com o punt os débiles la subj et ividad del invest igador, la im posibilidad de generalización, el caráct er anecdótico de la presentación de la 4 inform ación, y los m odos en que transform a los datos en interpretaciones que, si 10 no se hace adecuadam ente, no pueden sustentarse científicam ente.  Mient ras el m ét odo cuant it at ivo ha result ado m uy út il cuando se quiere m edir la m agnit ud de un fenóm eno, cuando se quiere realizar estudios de casos y controles y se quiere inferir desde los resultados de una m uestra la generalización de un fenóm eno, el m ét odo cualit at ivo result a út il cuando se quiere int erpret ar el por qué del fenóm eno en estudio desde la perspectiva de los participantes en dicho estudio. Entonces, el criterio que debe prim ar en el m om ento de elegir un m étodo u ot ro de invest igación es precisam ent e el obj et ivo de la invest igación, pero sin desechar la posibilidad de la integración y convergencia de am bos m étodos para lograr una apreciación m ás com pleta del fenóm eno estudiado.  En el recuadro se puede observar un resum en com parat ivo de las principales características que identifican y diferencian am bos m étodos.  Recuadro. Principales características que ident ifican y diferencian am bos m étodos Mét odo cuant it at ivo Mét odo cualit at ivo  Fenom enología y Marco Teórico Positivism o de Com t e. Et nografía.  I nterpretar y Medir la cuantía del com prender el  Fin fenóm eno en estudio, fenóm eno en determ inar sus causas. estudio.  Pregunt as de ¿Cuál es la m agnit ud ¿Cuáles son las http://scielo.sld.cu   22     http://scielo.sld.cu   Muestreo Est adíst ico. Teórico estructural.  Lim itaciones Enfoque reduccionist a y fragm entado de la realidad, desconocim iento de procesos subyacentes, sim plificación de la realidad.  De sus datos, ( no generalizable) . Posición ética Neut ralidad. Com prom iso.  Más allá de sus datos, ( generalizable) .  Narrat ivo y anecdótico. I nferencia  Est adíst ico. I nt erpret at ivo. Lenguaj e Obj etivo y m atem ático.  part icipant e, entrevistas a profundidad, grupos focales y nom inales, entre otras. Análisis de los datos  Centradas en el trabaj o de cam po: observación  Técnicas Cent radas en inst rum ent os validados: observación directa, cuestionarios, encuestas y entrevistas estructuradas, entre otras.  Flexible, busca ent endim ient o de los significados y de las conductas.   23  invest igación que responde del problem a? ¿Cuáles son sus causas? ¿Con qué variables se asocia? dim ensiones del fenóm eno? ¿Qué está ocurriendo realm ente? ¿Por qué surge? ¿Cóm o actúa el fenóm eno? ¿Qué significado le dan los involucrados en él?  Diseño Preestablecido, m edible, com probable, replicable.  Holística, dinám ica. Orient ación Al resultado. Al proceso.  Perspectiva Parcial, fragm entada, est át ica.  Lo hum ano, interior, subj et ivo, los significados de las conduct as.  Enfoque centrado en: La est ruct ura, lo externo y obj etivo.  Exploratorio- induct ivo, análisis de los datos.  Razonam iento Hipot ét ico- deduct ivo, operacionabilidad de los datos.  Cont ext os estructurales y situacionales.  Obj eto de estudio Asociación o relación entre variables cuantificables.  No generalizable, subj et ividad,no perm ite cálculo para análisis de t endencias, lenguaj e inform al.    Nota: la construcción del recuadro se basó en la revisión bibliográfica realizada para la redacción del presente artículo.  UTI LI ZACI ÓN , I N TEGRACI ÓN Y CON VERGEN CI A DE AMBOS MÉTODOS EN LAS I N VESTI GACI ON ES EN SALUD   Las invest igaciones en salud no estuvieron aj enas al debat e cont roversial que en los años 60 provocó la int roducción del m ét odo cualit at ivo en la invest igación cient ífica. Con una fuert e t radición de invest igaciones m édicas, ut ilizando el m ét odo experim ent al de los est udios epidem iológicos y los ensayos clínicos, la int roducción del m ét odo cualit at ivo fue, durant e largo t iem po, fuert em ent e crit icada en el cam po 2 de la salud, argum entando carencia de rigor científico, cuando realm ente es la 11 aplicación de las ciencias sociales al est udio de la salud y la enferm edad.  No obstante, diferentes aspectos influyeron en la introducción del m étodo cualit at ivo en las invest igaciones en salud. Así se puede citar el int erés de los científicos sociales en las invest igaciones sanit arias y la necesidad de abordar determ inados problem as de salud desde perspectivas bien diferentes a las 8 biom édicas, la necesidad de avanzar en el conocim iento de las necesidades y expect at ivas de salud de los individuos así com o los fact ores que int ervienen en la 12 efectividad de los program as de intervención en salud, en el estudio de las enferm edades no t ransm isibles donde se im pone ir a la escucha de los 10,13 sent im ient os, significados, barreras percibidas de los que sufren la enferm edad; cuando es necesario re- cont extualizar al suj et o y la com plej idad de la realidad y 12 donde el ensayo clínico y el m et aanálisis no result an suficient es. Los estudios de 14 servicios en la at ención prim aria de salud son, entre ot ros, ej em plos de la necesidad de incorporar la m et odología cualit at iva com o com plem ent o necesario de 15,16 los t radicionales m ét odos est adíst icos- epidem iológicos en salud y apoyan el auge que ha t om ado lo cualit at ivo en el cam po de la salud pública y de las 12 invest igaciones en servicios de salud.  En sus inicios, est a int roducción no est aba libre de m it os. Se pensaba que la invest igación cualit at iva solo servía com o paso previo a la const rucción de un 11 cuest ionario, com o exclusiva del cam po de la prom oción en salud. Ya en la act ualidad, la m et odología cualit at iva en las ciencias de la salud se ut iliza para explorar fenóm enos de los que se sabe poco, para describir dim ensiones y variaciones de los fenóm enos en est udio, para analizar las características generales de un fenóm eno m al com prendido, para com prender cóm o o porqué ocurre el 8 fenóm eno, para conocer las preferencias de los usuarios de los servicios de salud, 17 entre otros. Así, se encuentra un considerable núm ero de art ículos científicos en 18- 22 diferent es tem as de salud basados en la invest igación cualit at iva. ( I nés RM.  Paradigm as de investigación en salud 2002. m onografía.com ) . Sin em bargo, hay todavía otra alternativa. Si se parte de la base de que el conj unto 22 de dat os cuant it at ivos y cualit at ivos no se oponen, sino que se com plem entan, si 2 se t ienden puent es entre el m ét odo cuant it at ivo y cualit at ivo, si cuando el obj etivo de invest igación así lo requiere, se hace coincidir en un m ism o est udio la integración de am bos m étodos, el uso conj unto de am bas m etodologías lej os de 23 dificult ar la invest igación puede potenciarla con el em pleo convergente y racional 17 de am bos y se t endrá una buena herram ient a para incursionar en los t em as de la salud publica. http://scielo.sld.cu    24      EJEMPLI FI CACI ÓN DE LA UTI LI DAD DE LA COMBI N ACI ÓN DE AMBOS MÉTODOS PARA LOGRAR UN A MEJOR COMPREN SI ÓN DEL FEN ÓMEN O EN ESTUDI O   Dentro de la am plia gam a del proceso salud/ enferm edad, las enferm edades no t ransm isibles ocupan, en est os t iem pos, un lugar relevante por el constante ascenso de su prevalencia e incidencia en la población adulta, así com o por el lugar 24,25 que ocupan dentro de las principales causas de m uerte. ( García R, Suárez R. 2001. Modelo teórico para la educación terapéutica desde la experiencia en personas con diabet es. Paho.org/ spanish/ AD/ DPC/ NC/ dia- cuba.pdf) . Por otra parte, la cronicidad y las lim it aciones que est as enferm edades im ponen, hacen que las enferm edades crónicas no transm isibles sean un ej em plo de la necesidad de este 26 abordaj e integral, ( Assal J Ph. From biom edicine t o pat ient needs: global, regulat ory, cybernet ic challenge. Som e unanswered questions and possible solutions. X Masletter- Claude Bernard. Doc. Dec 2000) , donde se recupere la voz de quienes padecen: la persona con la enferm edad, el fam iliar, los am igos, los 13 com pañeros de trabaj o y se desarrolle un proceso de educación continuada para que las personas aprendan a vivir con calidad de vida. Dentro de ellas, la diabetes m ellitus ( DM) es un buen ej em plo porque requiere de un tratam iento para toda la vida y de un seguim ient o periódico, principal vía para evit ar la aparición de com plicaciones agudas y crónicas de est a enferm edad, propias del m al cont rol 27 m etabólico. Las exigencias de esta enferm edad pueden interferir o ser interferidas por la actividad diaria del paciente; sin em bargo no son frecuent es los estudios que aborden los problem as sociales de las personas con diabetes.  En la experiencia de los aut ores, con la educación y el trabaj o social dirigidos a personas con diabetes, la com binación de técnicas cuant it at ivas y cualitativas en un m ism o proyect o de invest igación ha sido m uy út il para det erm inar la m agnit ud del problem a ( cuantit ativo) y, a su vez, com prender por qué se com porta de una u otra m anera ( cualit at ivo) . La evaluación, durante m ás de 25 años, del program a cubano de educación en 28,29 diabetes se inició en los años 80 con investigaciones de corte cuantitativo. Ya en los años 90 se incorporó el m ét odo cualit at ivo int egrado con el cuantitativo y com o ej em plo de ello se puede citar la evaluación de la influencia de un proceso de educación interactiva en los conocim ientos, destrezas y adhesión al tratam iento así com o su repercusión en el control m et abólico y en algunos sent im ient os y 30,31 conduct as relacionados con la DM en diabét icos t ipo 1. Tanto en el corte de 5 años com o en el de 10 años se pudo constatar que el cuestionario de sentim ientos y conduct as ( t écnica cuant it at iva) brindó una punt uación cont inua de cóm o iban avanzando las respuestas em ocionales ante las exigencias t erapéut icas, m ient ras las discusiones de grupo ( t écnica cualit at iva) perm it ió profundizar en el significado que los participantes daban a sus respuestas conduct uales y a su sentir sobre el afrontam iento de la diabetes.  En est udio sim ilar, con seguim ient o de 5 años en personas con diabetes m ayores 32 de 60 años con diseño experim ental sucesivo, se int egraron t écnicas cualit at ivas de evaluación y se pudo alcanzar una m ej or com prensión de los sent im ient os, criterios y creencias de salud con respecto a la enferm edad, así com o ident ificar las barreras percibidas al afrontar el autocuidado diario.  Para el proceso de generalización del program a de educación en diabetes a los 33 servicios de la at ención prim aria de salud se realizó una invest igación nacional donde tam bién se hicieron converger am bos m ét odos y las t écnicas cualit at ivas que sirvieron de base para el diagnóst ico part icipat ivo facilit aron la ident ificación y el http://scielo.sld.cu    25     acercam ient o entre proveedores de salud y personas con diabet es. Al t riangular la inform ación se encontró que m ientras el proveedor de salud no identificaba la función em isora del pacient e, est os sí consideraban la posibilidad de ayudar a otros desde su propia experiencia y reconocían la relación de pares com o un espacio de aprendizaj e, aspectos que no surgieron en los instrum entos de corte cuantitativo.  Más recientem ente, en el año 2008, se term inó otra investigación de carácter descriptivo exploratorio donde se integraron am bos m étodos con el fin de lograr un acercam ient o a la problem át ica laboral de un grupo de personas atendidas en el 34 Centro de At ención al Diabético del I nstituto Nacional de Endocrinología. En dicho est udio, al triangular los result ados de encuestas y discusiones de grupos se obtuvo una m ayor riqueza y m ej or interpretación de la inform ación recogida; así m ient ras m enos de la tercera parte ( 26,6 % ) de los entrevistados declaró que la DM afectaba el desem peño laboral o el cum plim ient o del t rabaj o obst aculizaba el buen cont rol de la DM, en las discusiones grupales, de una m anera u ot ra, todos reconocían que había una interdependencia entre estos fenóm enos. Por otra parte, tal com o se 35 encontró en 1984, la DM no predom inó com o causa de j ubilación en el dictam en de peritaj e, no obstante, el presente estudio reveló que j ubilados que se acogieron a dicho proceso, haciendo uso de sus derechos de edad y tiem po laborado, durante la discusión expresaban que si hubieran t enido ot ras condiciones o una m ayor com prensión en su centro laboral, se hubieran m antenido activos y que tom aron la decisión por ver afectada su salud. Todos estos hechos en investigaciones concretas en el cam po de la salud son ej em plo de que la práctica investigativa va relegando las posiciones que consideran que am bos m étodos se excluyen y abre paso a una posición cient ífica m ás flexible, siem pre colocando en el centro de la discusión el obj et ivo de invest igación, aspecto det erm inant e para la selección de uno u ot ro m ét odo o para la alt ernat iva de int egrarlos en un m ism o proyect o de invest igación.  Tam bién result a inacept able en la act ualidad la afirm ación de que la m et odología cualit at iva carece de obj et ividad y rigor cient ífico. La falt a de obj et ividad y rigor científico puede estar presente en los inform es de cualquiera de am bos m étodos por m al procedim ient o invest igat ivo o por m al procesam ient o de la inform ación adquirida y cada uno de estos m étodos aporta, desde sus raíces teóricas y en sus diferentes estilos de procesam iento y presentación de los datos, una herram ienta út il para la búsqueda del conocim iento, para la m edición, com prensión o interpretación de los fenóm enos en estudio.CON SI DERACI ON ES FI N ALES  La existencia de dos paradigm as de invest igación diferent es, no im plica una yuxtaposición o exclusión entre ellos. No hay uno m ej or que el otro. La clave está en que el investigador sepa tom ar partido de acuerdo a sus preguntas y obj etivo de invest igación.  El m ét odo cualit at ivo enriquece el cam po de la invest igación social, pues perm it e un m ayor acercam iento al fenóm eno en estudio, desde la perspectiva de los significados que los propios act ores dan al proceso en que están inm ersos. Dada la com plej idad del est udio del fenóm eno social, la int egración y convergencia de am bos m étodos puede contribuir a una visión m ás holíst ica y una m ejor com prensión del fenóm eno en estudio.  En la m edida en que las invest igaciones de salud, se centren m enos en el proceso salud- enferm edad para ubicarse en el hom bre que desarrolla ese proceso y su http://scielo.sld.cu    26     calidad de vida, en la m edida en que se desarrolla la salud pública y se hacen m ás necesarias las evaluaciones de diagnóstico y de desarrollo de program as de intervención así com o las evaluaciones de sistem as y servicios de salud; se hace m ás necesaria la incorporación del m étodo cualitat ivo com o antecedente explorat orio, descript ivo o explicat ivo que com plem ente al m étodo cuantitativo y perm ita la m ej or com prensión e interpret ación del fenóm eno en estudio. La aplicación de las ciencias sociales al est udio y com prensión de los procesos de salud enferm edad facilit an el t ránsit o del enfoque biom édico al enfoque biosocial, lo que obliga al uso de la m et odología cualit at iva de invest igación en algún m om ent o del desem peño profesional.REFEREN CI AS BI BLI OGRÁFI CAS  1. Roj o N. La invest igación cualit at iva. Aplicaciones en salud. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2003.[ Dossier de la Maestría en Adm inistración de Salud] .  2. Rom o M, Cast illo D. Met odología de las Ciencias Sociales aplicadas al est udio de la nutrición. Rev Chilena Nut. 2002; 29.  3. Mart ínez M. La investigación cualit at iva ( Sínt esis concept ual) . Revist a I I PSI Facultad de Psicología UNMSM. 2006; 9: 123.  4. Bacallao J, Alerm A, Art iles L. La int egración de los m ét odos cuant it at ivos y cualit at ivos en la invest igación bio- social. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública; 2002. [ Texto com plem entario de m etodología de la investigación educacional. Mat erial de la Maest ría de Educación Médica] .  5. Cabrera L, Reichart M. El debate invest igación cualit at iva frent e a invest igación cuantitativa. Enferm ería clínica. 1996; 6: 212.  6. Ulin PR, Robinson ET, Tolley EE. I nvest igación aplicada en Salud Pública. Mét odo cualitativo. Washington: OPS; 2006. [ Publicación científica No. 614.Cap. 2. p.16] .  7. Salam anca AB. La invest igación cualit at iva en las ciencias de la salud. Nure I nvest igación. 2002; ( 24) .  8. Pita S, Pertezas S. I nvestigación cuant it at iva y cualit at iva. CAD At ención Prim aria. 2002; 9: 76. 9. de Souza Ma.C. Ciencia, técnica y arte: el desafío de la invest igación social. En: I nvestigación social. Teorías, m étodos y creatividad. Buenos Aires: Editorial Buenos Aires; 2004.  10. Am ezcua M, Gálvez A. Los m odos de análisis en invest igación cualit at iva en salud: perspect iva crít ica y reflexiones en voz alt a. Rev Española Salud Pública. 2002; 76: 423.  11. Frenk J. La nueva Salud Pública. En: La crisis de la Salud Pública. Reflexiones para el debate. Washington: OPS; 1992.  12. Calderón C. Crit erios de calidad en la invest igación cualit at iva en salud ( I CS) : Apuntes para un debate necesario. Rev Española Salud Pública. 2002; 76: 5. http://scielo.sld.cu    27      13. Mercado FJ. I nvestigación cualitativa en Am érica Lat ina: Perspect iva crít ica en Salud. I nter J Qualitative Methods. 2002; 1. [ Art icle 4. Retrieved Date from ht t p: / / www.ualbert a.ca/ ~ ij qm / ] .  14. Bayarre Vea H, Hosford Saing R, editores. Métodos y técnicas aplicadas a la invest igación en At ención Prim aria de Salud [ sit io en I nt ernet ] . [ cit ado 30 Oct 2007] . Disponible en:  http: / / www.sld.cu/ galerias/ pdf/ sitios/ dne/ bayarre_y_hosford.pdf  15. Conde F, Pérez A. La invest igación cualit at iva en Salud Pública. Rev Española Salud Pública. 1995; 69: 145.  16. Boum F. I nvest igaciones en Salud Pública. El debat e sobre la m et odología cuantitativa y cualitativa. Rev Española Salud Pública. 1997; 5: 175.  17. Carbonell Ma.A, Aranaz JM, Mira JJ, Pérez V, García A. La t écnica cualit at iva en la m ej ora de la satisfacción en urgencias. Em ergencias. 2004; 6: 184.  18. Gil M, Est rada C, Pérez MI , Aguirre R. La invest igación cualit at iva y la prom oción de salud en la com unidad de Madrid. Rev Española Salud Pública. 2002; 76: 451.  19. Grypdonck MHF. Qualit at ive Healt h Research in the Era of Evidence- Based Practice. Qualitative Health Res. 2006; 16: 1371.  20. Ram os BN. Enfoque conceptual y de procedim ientos para el diagnóstico y análisis de la situación de salud. Rev Cubana Salud Pública. 2006; 32( 2) .  21. Louro BI . Modelo de salud del grupo fam iliar Rev Cubana Salud Pública. 2005; 31( 1) .  22. Álvarez L, Cabrera A ( com piladoras) . La invest igación en Salud Sexual y Reproductiva. Propuestas m etodológicas y experiencias. La Habana: Publicaciones Azucareras; 2004.  23. Cook CH. Mét odos cualit at ivos y cuant it at ivos en invest igación evaluat iva. Madrid: Morata; 1986.  24. Départ em ent de l'act ion sociale et de la sant é. Planificat ion qualit at ive du systém e de santé genovois. Rapport 1: les dom aines d'act ions priorit aires et la réform e du systém e de santé. I ntroduction. Les Cahiers de la Santé. 1998( 91) : 9.  25. Assal J. Revisting the approach to treat m ent of long t erm illness: from t he acute to the chronic st at e. A need for educational and m anagerial skills for long term follow- up. Patient Educ Counsell. 1999; 37: 99. 26. ________. From m etabolic crisis to long term diabetes continuous. A plea for m ore efficient t herapy. I n: Davidson JK, edit or. Clinical Diab Mell. A problem oriented approach. 3rd ed. New York: Thièm e; 2000.p.799.  27. Macías M, Pérez L. La Diabet es Mellit us y sus com plicaciones vasculares: un problem a social de salud. Rev Cubana Angiología. Cir Vas. 2003; 1: 68. http://scielo.sld.cu    28      28. García R, Suárez R. Confiabilidad y validez de un cuestionario de conocim ientos en Diabetes. Rev Cubana Endocr. 1991; 1: 16. 29. ________. La educación del paciente diabético. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 1992. [ Prem io Latinoam ericano al m ej or trabaj o de atención y educación a diabét icos. 2da. reim presión] .  30. García R, Suárez R, Góm ez J, Rom ero MI , Port illa L. Educación interact iva vs. educación convencional en diabét icos insulina- dependient es. Rev Avances Diabetología. 1994; 9: 45.  31. García R, Suárez R. Cont inuous care and educat ion for t ype 1 diabet ic pat ient s. One to one consultations or group sessions. Diabetología. 1999; 42: A 256,967.  32. ________. Diabetes Education in the elderly: a 5- year follow up of an interactive approach. Patient Educ Counsell. 1996; 29: 87. 33. ________. Diagnóstico de la situación de educación en diabetes en la Atención Prim aria. Rev Cubana Endocr. 1997; 8: 65.  34. García R, García M, Suárez R, Dom ínguez E. Problem át ica laboral en personas con diabetes m ellit us atendidas en el centro diurno del centro de at ención al diabético. Rev Cubana Endocr. En prensa 2009.  35. García R, Suárez R, Aguíar M. Procesos de peritaj es en pacientes diabéticos. Rev Cubana Salud Pública. 1992; 18: 95.  Recibido: 6 de febrero de 2009. Aprobado: 23 de j unio de 2009.  Rosario García González. I nst it ut o Nacional de Endocrinología. Calle 17 esquina a D.  El Vedado m unicipio Plaza. Ciudad de La Habana, Cuba.Presentado en el Sim posio "Arnaldo Tej eiro Fernández", I nvestigación Cualitativa en Salud Pública, 23 de j unio de 2009. http://scielo.sld.cu    29