EL PULGAR DEL PANDA

0
0
1119
8 months ago
Preview
Full text
DEL PANDA  Ydespués, por supuesto, están todos esos organismos: más de un millón deballena azul, con todo un ejército de escarabajos en medio, cada una con subelleza particular y cada una con su Estos ensayos abordan temas muydispares: desde el origen de la vida alcerebro de Georges Cuvier, a un ácaro que muere antes de nacer. Esta sección va seguida de unemparedado de tres pisos: tres secciones dedicadas a grandes temas enel estudio evolutivo de la historia natural (la teoría darwinista y elmecanismo del cambio, y las escalas de tamaño y tiempo), y dos capas derelleno de dos secciones cada una (3 y peculiaridades de su historia. PANDA  Si Dios hubiera diseñadouna hermosísima máquina para poner de relieve su sabiduría, sin duda no hubiera De aquí la paradoja y el tema común a esta trilogía de ensayos: nuestroslibros de texto tienden a ilustrar la evolución con ejemplos de diseñosóptimos (la imitación casi perfecta de mariposa, o de una especie venenosapor parte de algún pariente comestible). En los pandas, el sesamoide radial está enormemente agrandado y alargadohasta ser casi igual de largo que los huesos metapodiales de los verdaderosalmohadilla de la mano delantera del panda; los cinco dedos forman elandamiaje de otra almohadilla, la El pulgar del panda está dotado no sólo de hueso para darle rigidez, sinotambién de músculos para proporcionarle su agilidad. INSENSATOS DE LA HISTORIA  En el transcurso de los últimosdoscientos millones de años, nuestros continentes de hoy se han venidofragmentando y dispersando a partir de aglutinó a partir de continentesanteriores hace más de 225 millones de años. Las En 1965, antes de que se pusiera demoda la deriva continental, Carrpropuso otra explicación diferente que para mí tiene más sentido, ya que hacederivar la población de Ascensión después de la evolución de la C. PARTIDA DOBLE  Un pez en la parte trasera de una almeja yotro delante de la boca del pez pescador, el primero evolucionado apartir de una bolsa de incubación y piel exterior y el segundo de una espina deuna aleta, hacen algo más que duplicar los problemas. En estas figuras trazadas por ordenador (no son caracoles de verdad, a pesar de las similitudes), unaforma (a la derecha) muy similar a la de ciertos caracoles puede ser convertida en un «caracol»(figuras a la izquierda) haciendo disminuir crece al desarrollarse la «concha», e incrementandoel ritmo de traslación de esta elipse a lo largo del ejede giro. A WALLACE  Me temo que jamás llegaremos a comprender la reticencia de Wallace eincluso por aceptar la fe de su amigo en una selección natural pura: «Le agradará Pero el debate acerca de la selección sexual no era más que elpreludio de un desacuerdo mucho más serio y famoso acerca de ese temasupremamente emocional y contencioso: el origen de la humanidad. En pocasel hombre que había ridiculizado aDarwin por su reticencia a ver la acción de la selección natural en cada matriz de Si Darwin se había sentido apenado por su incapacidad de impresionar ase quedó positivamente boquiabierto ante la abrupta media vuelta de Wallaceen la mismísima línea de meta.